LA ILUSIÓN DEL CONTROL

toddler with red adidas sweat shirt
Photo by mohamed Abdelgaffar on Pexels.com

¿Te has frustrado alguna vez por algo que no sucedió como planeaste o querías? ¿Te desespera cuando alguien llega y mueve las cosas de lugar, diferente a como tu lo tenías? Ten cuidado, puedes estar bajo la influencia de una de las alucinaciones más comunes de nuestra era, la ilusión del control.

Con el paso del tiempo, la humanidad se ha convencido de ser el amo y señor de todo lo que ve. Cierto, en el relato de Adán y Eva, Dios le menciona a éste que así lo es. Con ello, podemos plantear un par de preguntas: ¿Ser dueño de algo implica que puedes hacer lo que desees o que tienes la responsabilidad de cuidarlo y nutrirlo? ¿Significa que todo lo que esté bajo tu mando, deberá hacer exactamente lo que deseas?

design desk display eyewear
Photo by energepic.com on Pexels.com

Imagina que estás en casa tratando de terminar un proyecto importante que debes entregar al siguiente día. Algunas de las personas de tu familia podrían no saber eso y llegan a hacer preguntas, buscar conversación o pedirte que ayudes con algunas cosas del hogar. Es molesto, ¿cierto? En ese momento deseas que no estén, que te dejen solo. Comienzas a pensar: “-Si no estuvieran aquí, podría terminar esto más rápido“. En otras ocasiones, tal vez así fue. Te vendes la idea de que estás en lo cierto. Tu autoestima se eleva rozando el narcisismo. Surge el pensamiento de que si tuvieras el control de las cosas, situaciones y personas, todo estaría mejor. Buscas en tu banco de recuerdos y nuevos sucesos, otros que validen esa creencia. Llega el punto en que, cada vez que algo esté “fuera de control”, sentirás una pequeña, pero creciente, espina en tu mente, dando pie a la sensación de frustración.

man in brown long sleeved button up shirt standing while using gray laptop computer on brown wooden table beside woman in gray long sleeved shirt sitting
Photo by rawpixel.com on Pexels.com

En otros casos, puede ser que estés a cargo de un equipo de trabajo, como gerente, coordinador, director o líder de grupo. Dicen que el poder corrompe a las personas. Cuando alguien pasa tiempo en un estado similar, es sencillo acostumbrarse a la influencia sobre los demás y se desplaza hacia otros contextos, ya sea con proveedores, clientes, familia, amigos y la pareja.

Esta ilusión de control puede llegar a puntos egocéntricos donde empieza a ser molesto el cambio de clima o situaciones que les pasa a otros, pero te afecta indirectamente. Por ejemplo, cuando tienes una reunión, social o de trabajo. El día anterior preparaste tu atuendo, pero la naturaleza dijo: “No”. Empezó a llover o hubo un drástico cambio en la temperatura. Maldices a ésta por interponerse en tus planes. En el otro caso, necesitas llegar a tiempo a algún sitio o vas de prisa y te topas con un accidente de tráfico que lo incrementa e impide tu llegada. Te molestas con aquellos que tuvieron el accidente, incluso si son llevados en camilla al hospital.

backlit balance beach cloud
Photo by Pixabay on Pexels.com

¿Qué hacer con estos pensamientos? Primero, recuerda todos aquellos momentos en que no tuviste el control de algo, o salió completamente de tus planes, pero todo resultó bien, tal vez mejor de lo que esperabas, o que te divertiste o disfrutaste. Ve sumando más recuerdos de eventos similares. Cuando tengas suficientes, trata de experimentar con situaciones sin buscar control. Conseguirlo en los primeros intentos pudiera ser insuficiente. Es necesario practicarlo un poco. Cada vez que logres hacerlo, pregúntate: “¿Me siento un poco más relajado que antes?”. El cambio será muy pequeño al inicio, tendrás que prestar mucha atención al cambio mínimo. Entre más lo practiques, será más sencillo percibir el cambio. El último consejo: Haz algo diferente.

Espero te sea de utilidad este artículo. Te invito a compartirlo con alguien que pueda necesitarlo. También puedes seguir este blog para recibir notificaciones de futuras publicaciones, dar un “Me gusta” o dejar un comentario.

Te agradezco tu tiempo y espero que regreses.

M.T.F., Lic. César Guerrero

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s