Adicciones sexuales.

erotic-229682_640Ya he escrito algunas cosas sobre el sexo. Uno de los más interesantes pudiera haber sido el de Entrevista: Hipersexualidad vs Ninfomanía. La cuestión es que el tema sobre el sexo puede abarcar para mucho. Existen muchas parafilias, que por lo general están definidas como patrones de comportamiento sexual donde la excitación y placer se encuentran en otra forma diferente a la cúpula o coito. En lo personal, prefiero llamarlas preferencias sexuales. A unos les gusta el helado de chocolate, a otros el de vainilla, etcétera. Eso no significa que no puedan comer de otros sabores, pero tienen preferencia por alguno en particular. Pero este artículo no trata sobre las diversas parafilias o preferencias sexuales, sino cuando estas se vuelven una adición. Esas veces cuando el gusto se vuelve necesidad.

En un artículo algo antiguo sobre Vicios mencioné sobre las distintas formas y razones que una persona pudiera tener para volverse adictawoman-786096_640 hacia diversas cosas, incluido el sexo. Una persona que se considere adicta al sexo, buscará casi cualquier tipo de contacto sexual, excepto por aquellas que no le resulten placenteras. Esto puede ir desde besos y caricias, hasta frotaciones y el mismo acto sexual. Su margen de selección sobre con quién, cuando y donde será mucho más amplio de lo común, pero aun así tendrá ciertos límites según sus preferencias. Hay cosas que simplemente no estará dispuesta a hacer y cierto tipo de personas con las que no deseará satisfacer su deseo. Es común ver a estas personas como patológicas, pero con esto que planteo, ¿no te parece que estoy mostrando que existen excepciones a la situación? Y si hay excepciones, significa que no todo está mal, ¿cierto?

Al igual que con el caso anterior de una adicción generalizada, podemos hablar de preferencias y gustos más específicos respecto al sexo. Algunos sienten excitación con los pies, otros con pechos grandes, otros con pechos pequeños, unos prefieren estar con personas altas, a otros les gustan las personas bajitas, unos prefieren personas delgadas, otros más llenitas, otros de peso intermedio y así podemos continuar con las diferentes partes del cuerpo y sus diferentes formas y colores. Existen otros casos en los que el gusto o preferencia sexual proviene de un objeto externo a la persona como usar la ropa interior de la pareja o alguna otra prenda, utilizar algún juguete sexual, tener relaciones en ciertos lugares, etcétera. Existen tantas variantes en gustos y preferencias que se vuelve difícil mencionarlas todas y ser específico. Al caso, todo proviene del mismo lugar, gustos y preferencias particulares. Decir que estas personas están “enfermas” o algo similar sería ridículo ya que todos tenemos algún gusto o preferencia particular hacia costumes-625440_640algo, ya sea en el sexo o en alguna otra cuestión. Mejor sería decir que todos somos diferentes y que dentro de esas diferencias, podemos encontrar similitudes en otras personas. Por cada “sádico”, hay un “masoquista”, por cada “pasivo”, hay un “activo”. Complementariedad y simetría, similitud y diferencia. Nos relacionamos con personas con similitudes a nosotros, en algún aspecto. Y al igual que una persona con “adicciones” particulares, todos tenemos ciertos límites, ciertas cosas a las que no estamos dispuestos a aceptar o a hacer. Solo podríamos hablar de algo como “malo” cuando va en contra de las leyes particulares de cada país o región.

Ahora, una cosa es hablar sobre simples preferencias o de adicciones. En el caso de las preferencias, si no hay del helado que te gusta, eres capaz de tomar de otro sabor o ir a otraice-cream-415385_640 heladería que tenga el sabor que te gusta. En el caso de las adiciones, sería malo cuando obligas al vendedor de la heladería a producir el helado del sabor que quieres porque no aceptas que no lo tengan. Espero se entienda la metáfora. Recordemos que incluso dentro de las adicciones hay niveles y grados de necesidad. Ese grado de necesidad es lo que puede diferenciar a un simple adicto de un agresor. Y tú, ¿eres de los que tienen gustos particulares o te consideras un adicto?

Este ha sido un artículo interesante de escribir. Buscar la “normalidad”, romper etiquetas, nos da una perspectiva muy diferente, ¿no crees? Me despediré por el momento, agradeciéndote tu presencia y tu tiempo. Te invito a dejar comentarios, dar like y/o a compartir esté blog con alguien más. Sigamos buscando perspectivas diferentes.

Mtro. César Guerrero. Psicoterapeuta.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s