Test psicológicos: Cómo aplicar un test de manera apropiada

eyeglasses-679696_640

Uno de los artículos más vistos y buscados de los que tengo a disposición aquí, es el de “Test psicológicos: su aplicación y utilidad” que recomendaría leer antes de continuar con este. Esto ya en el 2011. “Como han pasado los años…” –como diría la canción—. Había deseado expandir un poco el tema, pero no sabía qué más podía añadir. Recordé que hace unos meses, varias personas me preguntaban cómo saber si un test está bien aplicado y cómo saber si la persona encargada de su aplicación lo estaba haciendo de manera correcta –esta última, principalmente por estudiantes de psicología—. A decir verdad, hay distintos tipos de pruebas psicológicas así como distintas maneras de aplicarlas. Para función de este artículo, mencionaré consejos particulares para tres tipos de pruebas en particular: Proyectivos, estadísticos y electrónicos (de computadora o a través del internet).

Para comenzar es necesario saber que cada test tiene, en su manual, instrucciones específicas para su correcta aplicación. En el caso de los test proyectivos tenemos aquellos que se basan en que el aplicante realice algún dibujo y aquellos en los que se le presentan algunas láminas con imágenes para las que el aplicante deberá describir sus pensamientos y sentimientos hacia el dibujo en la lámina. Para los test en que se requiere dibujar, como el H-T-P (siglas en inglés para Casa-Árbol-Persona), el DFH (Dibujo de Figura Humana), el Bender, el test de persona bajo la lluvia, el concepto más drawing-704775_640desagradable, el test de la familia, entre otros. Estos test, tienen instrucciones muy específicos en cuanto a cómo presentar la hoja de papel al aplicante (horizontal o verticalmente). La persona puede girar la hoja si lo desea, pero esta conducta se interpreta, el aplicador debe presentarla como se indica. Estos dibujos deberán realizarse con lápiz de madera, no plumas o lapiceros ya que la línea, forma y fuerza con la que se realizan los trazos son de mucha importancia para su análisis. Un aplicador experimentado puede facilitar lápices de colores y realizar un análisis un poco más profundo mediante los significados de dichos colores. Las instrucciones de lo que se necesita que el aplicante dibuje son de mucha importancia ya que si al aplicador se le pasa algún detalle o explica de más las cosas, se alteraría el resultado. El aplicador necesita prestar mucha atención mientras el aplicante dibuja, observar por donde empezó el dibujo, su progreso, qué partes se le dificultan o le toman más tiempo a la persona de realizar. Necesita mostrarse curioso y preguntar sobre el dibujo conforme se realiza, sobre todo, con elementos de los que no esté seguro qué son. Cada uno de estos elementos son de suma importancia para el aplicador, ya que pueden arrojar incluso más información que el dibujo terminado. Es por esta razón que no me agradan las aplicaciones de estos test en masa o a grupos grandes de personas al mismo tiempo. Lo recomendable sería un aplicador por aplicante, o en caso de ser muy diestro, a dos aplicantes por aplicador.

Los otros tipos de test proyectivos, los que requieren interpretación de dibujos o láminas por parte del aplicante, como el TAT, el CAT o el Rorschach (el de las manchas de tinta); necesitan ser mostrados lámina por lámina, sin que el aplicante vea el resto, y sólo se le muestran por un cierto tiempo determinado. La razón por la que sólo se muestran por corto tiempo es para que la persona responda con lo primero que le venga en mente, buscando que no racionalicehand-226708_640 sus respuestas. Las instrucciones que se dan al aplicante son mucho más simples, pero es necesario prestar atención si la persona duda, olvida, evade o vuelve a preguntar las instrucciones. En necesario tomar el tiempo de respuesta, en otras palabras, cuánto tiempo le toma a la persona para comenzar a dar su respuesta. El tiempo y frecuencia en las pausas que el aplicante toma durante sus respuestas. Para ponerlo de manera simple, los tiempos indicarán los levantamientos de resistencias ante el tema de la lámina. Es necesario revisar el diálogo antes y después de cada pausa para tratar de comprender a qué se estaba resistiendo la persona. Por último, al igual que con los anteriores, es necesario realizar preguntas después de la aplicación de cada lámina para aclarar los puntos en los que el aplicador pueda tener duda.

Realizar una entrevista con preguntas al final de cada test o lámina, nos proveerá de mucho más información. Esto lo expliqué en el artículo anterior por lo que no me detendré a volver a explicarlo. Continuemos con los otros tipos de test.

Los test estadísticos, como prefiero llamarlos, son aquellos en los que se proporcionan varias hojas o booklets con ejercicios o preguntas. Dependiendo del test, se pueden anotar las respuestas en dichos booklets o se puede proporcionar una hoja especial para ir anotando las respuestas. Hay otro tipo de pruebas en los que el aplicador proporciona los materiales, preguntas y/o read-316508_640instrucciones, y anota las respuestas del aplicante. Estas pruebas tienen las instrucciones más simples y por lo general se puede dejar que la persona las responda sin la apremiante atención del aplicador. La mayoría de estos test, tienen un tiempo determinado de aplicación en el que el aplicante deberá responder tanto como le sea posible. No hay mucho que aportar en este tipo de pruebas, pero al igual que con los proyectivos, una entrevista luego de haber obtenido los resultados es de mucha importancia para confirmar los mismos. No realizar dicha entrevista es un error muy común en los aplicantes, sobre todo cuando se trata de una aplicación de batería de pruebas para orientación vocacional ya que piensan que los resultados del test son “sagrados” y no pueden cambiarse. Recomendaría leer mi artículo Orientación Vocacional para tener una mejor idea del por qué.

Por último y, en lo personal, mis menos favoritos. Los test electrónicos o por medio del internet. Dependiendo de la organización y el tipo de test, puedencomputer-313840_640 ser igual de certeros y útiles. Mi principal queja es la ausencia de la dichosa entrevista posterior a su aplicación. El internet, lamentablemente, está plagado de muchísimas pruebas de lo más escuetas y simples, que se parecen más a una “lectura de mano” o “tarot”. Pero debo reconocer que me he topado con muy buenas pruebas que se pueden realizar a través de los portales oficiales de organizaciones psicológicas. Muchas pueden tener un costo elevado, pero son efectivas.

Antes de terminar, siento la necesidad de aclarar y enfatizar, que este tipo de pruebas, deben ser aplicadas y revisadas por personas con el entrenamiento apropiado.

Bien. Este ha sido un largo artículo. Espero te sea de utilidad, ya seas psicólogo, estudiante de psicología o una persona interesada en el tema. Te agradezco la atención que pones en este humilde blog y te abro la invitación a que leas alguno de mis otros artículos y los compartas con aquellos que creas le puedan ser de utilidad.

Mtro. César Guerrero. Psicoterapeuta.

Anuncios

One comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s