Sexo sin pudor ni lágrimas

women-418452_640

Creo que uno de los temas que he dejado pasar por falta de inspiración o de saber como tocar el tema, ha sido el del sexo. Es un tema algo delicado debido a la enorme cantidad de mitos, tabúes y resistencias morales irracionales que existen en la sociedad. Pero me parece que ya no estamos en el siglo XIX ni XX como para que el escribir al respecto se convierta en una “cacería de brujas”. Por lo mismo, pido discreción y apertura de mente para lo que acontecerá en los siguientes párrafos.

Comencemos por “normalizar” el sexo. Es un proceso natural en la mayoría de los seres vivos. Tiende a ser utilizado en la naturaleza como un medio para la reproducción y supervivencia de una especie. Pero existen algunas especies, bee-208241_640incluyendo al ser humano, en que es usado para más que simple reproducción. Estoy hablando del sexo por entretenimiento, como un mecanismo para liberar estrés y/o para establecer un orden jerárquico de supremacía o poder. Empecemos con la cuestión de entretenimiento. Habrás conocido a alguien, de no ser tu, que ha dicho: “Estoy aburrido. Veré algo de porno”, o “no tengo nada que hacer. Me masturbaré”. En otros casos el hecho de estar aburrido o sin nada que hacer es motivo suficiente para salir a “ligar” o “encontrarse” con alguien. Lo mismo ocurre cuando se está en pareja, la diferencia es que en esos casos tienes a alguien con quién “entretenerte”. Es sencillo encontrar este tipo de entretenimientos ya que los encontramos constantemente en los medios de comunicación. Se encuentran en anuncios publicitarios, en las películas, telenovelas, libros, etcétera. Como dice la frase de los mercadólogos: “El sexo vende”. Con esto no es de extrañarse que el sexo se vuelva una forma de entretenimiento.

Pasemos al sexo como un mecanismo para liberar estrés. Bien dicho fue por la teoría del psicoanálisis que una persona que no tiene sexo o no tiene sexo de la forma que le gustaría tiende a ocasionarle muchos problemas psicológicos. Estudios médicos recientes explican que además de los problemas psicológicos también puede ocasionar problemas físicos o fisiológicos. Sincouple-731890_640 embargo también ocurre lo opuesto, un exceso de sexo sin medida ni cuidado, se puede convertir en un problema psicológico y acarrear diversos problemas físicos. Tener una buena sesión de sexo es saludable tanto mental como físicamente. El problema es que la sociedad tiende a ver esto como algo inmoral escudándose diciendo que que el sexo pre-marital o la promiscuidad. Tienden a decirlo como una ley sin explicación. Lo del sexo pre-marital era cierto hace muchos años, en una época en la que una mujer era “mal vista” o no podía desposar sin ser virgen. En la época actual, eso no importa. Si la persona con la que estás se va a casar contigo, se casará. Con la cuestión de la promiscuidad estamos hablando de que si una persona no se siente “lista” para comenzar a tener relaciones, es recomendable que espere. También estamos hablando de la cuestión de excesos, que ya ejemplifiqué anteriormente. Podría dar una frase que entre algunos amigos decimos: “Pórtate mal, cuídate bien”.

El otro apartado que mencioné es el del sexo para establecer un orden jerárquico o supremacía. Pudiéramos decir que es el “lado oscuro” del sexo, pero también es una de las formas más comunes de hacerlo. Se tiende a decir que en las prisiones, los reos no tienes sexo entre ellos por homosexualidad, sino por establecer un orden jerárquico, para someter al otro. Este no es el único sitio en el que se hace. Hay muchos lugares en que figuras de autoridad, usan su poder como una forma de someter a otros a sus “deseos”. La forma más sutil en la que se hace, es en las parejas. En el caso de las mujeres, muchas saben que una de las armas más fuertes que tienen contra los hombres es el sexo. Lo dan como recompensa cuando su pareja hizo algo que ellas deseaban, o lo privan del sexo si no lo hace. Ya que estamos hablando de relaciones de pareja, esto no las convierte en prostitutas, como muchas mujeres han dicho sentirse al hacer esto. En el caso de los hombres, tiende a ser usado en conjunto con algo de agresión durante el acto, como una forma de mantener su supremacía o dominio sobre su pareja.

Cada uno de nosotros es capaz de elegir la razón por la cual tenemos sexo, rose-143937_640somos seres racionales después de todo. Es recomendable tener nuestra propia medida de frecuencia y forma en la que tenemos relaciones, puede ser diferente para cada persona. Y no sólo debemos cuidarnos de los excesos ni de las enfermedades de transmisión sexual, también debemos cuidarnos de los mitos y tabúes irracionales que nos impiden disfrutar de un buen sexo. Al fin de cuentas, es tu propia decisión lo que haces, con quien y qué tanto te cuidas.

Me despediré por el momento, mi estimado lector. Espero hayas disfrutado de esta pequeña lectura. Espero regreses pronto para leer alguno de los nuevos o viejos artículos. Te deseo una consciencia limpia y tranquila, protegida de las inclemencias de la irracionalidad.

Mtro. César Guerrero. Psicoterapeuta.

Anuncios

2 comments

  1. Muy buen titulo para el articulo, considerando que se queda corto en la exposición del tema. La introducción me gusto.
    Si bien es cierto que el sexo es considerado todavía en estos tiempos como un tabú, dado que a muchas personas les da “pena” hablar sobre él (sexo), es mas cierto que tiene que ver con cuestiones morales, culturales, y personales de cada persona.
    Me quedo con la frase “Pórtate mal, cuídate bien”.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s