Fantasmas del pasado: Rompiendo las cadenas

Problemas sin resolver, traumas de la infancia, estancamiento en alguna etapa de nuestra vida o desarrollo, sentimientos de culpa, miedos, depresión, ira contenida, etcétera. Pueden tomar muchas formas y espantarnos de diferentes formas, pero no son más que fantasmas de nuestro pasado, lejano o inmediato. ¿No pudiste, supiste o quisiste enfrentar alguna situación o persona? Dale la bienvenida a tu nuevo fantasma o a un nuevo eslabón de la cadena que te ata al pasado. Tenemos tantas formas de lidiar con estos “fantasmas” pero eso no significa que se solucione o “exorcice” dicho fantasma. Veamos algunas de dichas formas de “lidiar” con eso:

  • Evitar o correr: Obsérvalo de está forma. El fantasma está ligado a ti cómo tu sombra. La cadena está amarrada a tu cuerpo. Sin importar a dónde corras, te seguirá. Puede mantener tu cabeza ocupada con trabajos o actividades para evitar enfrentar al fantasma, pero en algún momento te cansarás y el fantasma aparecerá. Los vicios también son una forma de evitar o evadir. Algunas personas con alcoholismo dicen: “Tomo porque hay cosas dentro de mi que necesito matar”. Algo similar ocurre con casi todo tipo de vicios. ¿No sería mejor no tener que correr?
  • Enfrentar sin armadura: Cambiando un poco la metáfora, supongamos que el fantasma ahora es un dragón y tu eres el valiente caballero que debe enfrentarlo. Ahora imagínate que tienes toda la disposición de hacerlo y que deseas vencer, pero en tu prisa por hacerlo olvidaste tu armadura y armas. Algunos dirán: “No importa, puedo recoger armaduras y armas de los otros caballeros caídos”. ¿Seguro que quieres la armadura y arma que obviamente no le sirvió al otro caballero? Necesitas tus propias protecciones, tus propias herramientas y una estrategia apropiada para ayudarte a vencer.
  • Yo puedo solo: Esta es una fantasía que solo te asegurará una terrible derrota, y una vez derrotado, ¿quién te sacará de ese lugar? Hay habilidades que necesitas para derrotar al dragón pero que tu no puedes realizar. De perdido necesitas a alguien que te dé ánimos para continuar luchando, que sane tus heridas y te permita descansar para continuar. Y si llegara a suceder que venciste, ¿con quién celebrarás la victoria?, ¿no te parece que sería una victoria muy vacía y solitaria?

Hay otra cuestión que es de importancia. Cuando no enfrentamos al fantasma o dragón, nos quedamos con la frustración y el enojo por la sensación de impotencia. Nos enojamos con nosotros mismos y nos “desquitamos” con otras personas. ¿En alguna ocasión te has molestado con tus padres y desquitado con tus amigos o pareja?, ¿te molestaste por algo que pasó en el trabajo y se lo cargaste a tu familia?, ¿las cosas no te salieron bien y terminaste culpando a toda la humanidad? Esto es un desplazamiento ya que estas descargándote con alguien a quién no le corresponde. En una forma de decir que “pagamos los platos rotos de otro”, lo cual es muy común en las relaciones de pareja. Lo que te lastimó de tu pareja anterior se lo estás cargando a tu pareja actual. Deja que lo ejemplifique un poco: Digamos que tu pareja anterior, o tu “ex” te fue infiel y tu terminaste muy dolido y defraudado por esa situación. Ahora tienes una nueva pareja y te la pasas desconfiando y buscando formas de infidelidad aún y cuando tu pareja no te haya dado ningún motivo para desconfiar. Lo triste es que en cierta forma, tu incesante búsqueda de infidelidad, termina ocasionando dicha infidelidad, aunque no en todos los casos. En otros casos la persona se cansa de tanta desconfianza, se va y tu lo racionalizas pensando que sí había otra persona y te dejó por eso.

¿Quieres exorcizar al fantasma, vencer al dragón o romper las cadenas? Estupendo, permíteme ayudarte con algunos datos que necesitas tomar en cuenta:

  1. Elimina culpas innecesarias: Sensaciones de impotencia o buscar culpables no te ayudará en nada. No te centres en el problema, busca opciones y soluciones que te sirvan a ti.
  2. Busca el tiempo para “armarte”: Date el tiempo que sea necesario para conseguir los conocimientos, habilidades y recursos que necesites para resolver cierto conflicto. Se que deseas resolver el problema cuanto antes pero recuerda que la imprudencia solo puede perjudicarte más que ayudarte. Distintos problemas requieren distintos tiempos de preparación, lo interesante es que mientras vas consiguiendo más habilidades, conocimientos y recursos puedes ir venciendo problemas más pequeños, aligerándote la carga.
  3. Divide y vencerás: Me encantan las antiguas estrategias de guerra. No trates de resolver todos tu problemas al mismo tiempo. Enfócate en aquel que te sea más importante. Muchas veces al vencer a uno, te llevará a una victoria subsecuente contra otro.
  4. Aprende a retirarte cuando sea oportuno: Muchas veces tratamos de vencer mediante constante fuerza, pero en muchas ocasiones es necesario retirarse por un momento, descansar, reevaluar las estrategias y reorganizar los recursos antes de regresar a la batalla.
  5. Reconoce tu propias debilidades: Tu sabes cual es tu “Talón de Aquiles”, tus “puntos ciegos”. Si los conoces, busca la manera de cubrirlos con otras habilidades o conocimientos. Una debilidad solo lo es mientras esté descubierta o no se hayan tomado mediadas para prevenir su ataque.
  6. Busca ayuda: No somos seres omnipotentes, no tenemos “todas” las capacidades ni somos independientes de los demás. Reconocer que se necesita ayuda y buscarla te asegurará una mejor victoria. Buscar ayuda no significa buscar a alguien que te resuelva el problema, sino a alguien que te ayude o guíe en el camino adecuado para que puedas resolverlo. Es “tu fantasma”, “tu dragón”, eres “tu” quien necesita vencerlo. Los demás estarán para apoyarte.

Espero te sirvan estos pequeños consejos. Me despido por el momento deseándote gloriosas victorias e invitándote a seguir este blog, compartirlo con alguien al que consideres que le pueda ser de utilidad y también a que regreses en alguna otra ocasión a leer algún otro artículo.

Mtro. César Guerrero. Psicoterapeuta.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s