Orientación Vocacional: Tips que te pueden ayudar a elegir

man-479670_640En los años que trabajé como maestro de nivel preparatoria, uno de los temas por el que más se acercaban a preguntar era: “¿Cómo saber qué puedo estudiar?”, “¿realmente necesito estudiar algo más?”. Para ser sinceros, yo también me tuve que enfrentar al mismo dilema en mi tiempo y pasé por dos universidades distintas antes de encontrar aquello que mejor se acoplaba a mi a pesar de que esto último no es del todo cierto. No siempre es la carrera o los estudios profesionales los que se tienen que acoplar a uno ya que estas son limitadas. En ocasiones se necesita un conjunto o combinación de estudios para conseguir lo que uno en verdad busca. Por este motivo, preparé algunos tips que pudieran serte de utilidad:

  • Intereses, habilidades y conocimientos: En ese mismo orden de importancia te recomiendo identificarlos. Detente a imaginar por un momento qué te ves haciendo. Fantasea, usa tu imaginación. ¿En qué tipo de trabajo te ves feliz? Una vez que seas capaz de responder a esta pregunta, haz la siguiente: ¿Qué habilidades necesito para hacer ese trabajo? y ¿cuantas y qué habilidades, de esas que necesito, ya tengo? En cuanto a los conocimientos, las preguntas son básicamente las mismas que las de las habilidades. No te preocupes mucho si no sientes contar con todas las habilidades y/o conocimientos ya que estos se obtienen con el tiempo. Revisa que carreras profesionales te pueden otorgar la mayor cantidad de estos. Descuida, las carreras no te darán todo lo que necesitas. Si aún te faltan algunas habilidades o conocimientos por cubrir, investiga talleres, diplomados, cursos, congresos e incluso maestrías que te puedan proporcionar lo restante.
  • No te limites solo a carreras, licenciaturas o estudios profesionales: Como impliqué en el apartado anterior, no todas las carreras o estudios profesionales te darán “todos” los conocimientos que necesitas. Considera que estas sólo te darán los conocimientos básicos específicos de esa área. Busca cursos, talleres, diplomados, congresos, conferencias e, incluso, maestrías. De esta forma harás tu propio conjunto de habilidades y conocimientos que te facilitarán alcanzar tu profesión soñada.
  • No elijas según la cantidad de dinero que puedes ganar: Ninguna carrera te puede asegurar “ganar bien”, eso solo te corresponde a ti. Muchas personas eligen sus estudios en base a esto, pero cuando sólo te interesa el dinero, será muy difícil que lo consigas “honradamente”. Es fácil incurrir en mala praxis incurriendo en falta de valores y de ética que sólo se traducen en falta de profesionalismo. Si te enfocas en aquello que te guste hacer será más fácil que adquieras más conocimientos y habilidades que te volverán mejor y mejor en tu trabajo, porque será algo que disfrutes hacer. Incluso puedes llegar percibir tu trabajo como algo que ames hacer y no algo que te haya sido impuesto o que te veas obligado a hacer.
  • No vayas a donde van tus amigos: Me refiero a que no elijas una carrera solo porque varios de tus amigos estarán ahí. Si da la casualidad que en la carrera que hayas elegido también estarán algunos de tus amigos es diferente porque “tu elegiste”.
  • No estudies lo que tus padres elijan por ti o porque sea tradición familiar: Estoy de acuerdo que en algunos casos, al crecer en un ambiente de una profesión en particular te de las habilidades y los conocimientos suficientes para continuar con dicha tradición pero si esto no va acorde a tus intereses, será mejor buscar otra profesión. Referente a no dejar que tus padres elijan por ti, aplica también el que “nadie elija por ti”. Para empezar “es tu vida”, no la de ellos. Estudiar algo que no es para ti conlleva a un futuro lleno de frustración por no haber estudiado lo que deseabas y tu trabajo será considerado una carga más que un placer.
  • Revisa listas de carreras y profesiones: No te vayas por las “típicas carreras”, existe un listado enorme de carreras y estudios profesionales, basta que investigues un poco en internet.
  • ¿No hay dinero?, consigue fondos: Muchas limitantes que se pone mucha gente es respecto al dinero, sobre todo cuando tu elección de carrera va en contra de los deseos de tus padres y deciden no pagarte los estudios. En otros casos, simplemente no tienen el dinero para pagar dichos estudios. Consigue becas, entra de becario (asistente en la escuela), consigue un trabajo que te permita estudiar, etcétera. Si realmente deseas lograr tu trabajo deseado tendrás que hacer lo que necesites para conseguirlo. He visto a muchos jóvenes que estudian y trabajan, así que no hay excusas.
  • Cuídate de pensar que puedes ganar dinero sin estudiar: Es cierto que muchos de los grandes millonarios de nuestra época no estudiaron alguna carrera en particular, pero es no significa que todos puedan hacer lo mismo. Los estudios profesionales te ayudarán a facilitarte el camino. Esos millonarios sin estudios, lograron lo que tienen porque tuvieron una gran necesidad en algún punto de su vida y comenzaron a adquirir las habilidades y conocimientos necesarios, tomaron muchos riesgos y les tomó tiempo lograr lo que tienen en la actualidad. Revisa la biografías de esos personajes y te darás cuenta de todo por lo que tuvieron que pasar.
  • Elige una escuela por su programa de estudios, no por su “fama”: Algunas escuelas tienen “fama” de ser mejores, pero en muchos casos es pura imagen. Revisa los programas de estudios y lo que ofrecen distintas escuelas. Esto te ayudará a tener una mejor idea de lo que puedes y podrás hacer si estudias en dicha escuela.
  • Todas las carreras tienen materias que no te gustarán: Es casi imposible encontrar una carrera cuyo entero programa de estudios te satisfaga. Habrá materias que no te gusten pero, aún así, son necesarias. Enfócate en aquellas sí te gusten y que te ayuden a acercarte más a tu trabajo soñado.
  • Si tu trabajo soñado no existe, créalo: En algunos casos, el trabajo que deseas o sueñas, no existe. Este no es impedimento ya que tu puedes crearlo, solo necesitarás identificar muy bien todo lo que necesitarías para poder hacerlo realidad.

Espero que estos consejos te sean de utilidad. Te recuerdo que también tieneslibrary-425730_640 la opción de ir a psicoterapia para ayudarte en tu decisión o que te apliquen pruebas enfocadas en la orientación vocacional. Por el momento me despido y te agradezco la atención que has puesto a esta lectura. Te invito a seguir este blog si deseas recibir notificaciones de nuevas publicaciones o pasearte por los distintos artículos que se encuentran aquí.

Mtro. César Guerrero. Psicoterapeuta.

Anuncios

One comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s