La historia detrás de un Bully

Bully-kidA pesar de que un par de años atrás surgió un auge en el término bully, pero este tipo de personas no son nuevas ni recientes, son tan antiguas como la misma sociedad. Este nuevo nombre con el que se le llama no es más que una de las tantas etiquetas que utilizamos para identificar algo. El rol de un bully es el de agredir a otro ya sea física o psicológicamente a través de golpes, ofensas, humillaciones y/o provocaciones. Estas personas se muestran solas en un principio, pero al igual que todos, buscan aliados. En este escrito haré algo diferente a lo que normalmente se dice en los medios, enfocando la atención en las victimas y, en su lugar, hablaré de aquello que hace a un bully ser un bully.

El modus operandi de un bully es sencillo de entender. Tan sencillo como decir que su principal motivación es la de dañar o lastimar a otros con el fin de tener una sensación de superioridad, sensación que puede volverse un vicio. Por ende, continuará repitiendo dicho acto, mientras le proporcione dicha sensación, pero como con todo vicio, será necesario hacer cosas cada vez más drásticas para continuar obteniendo dicha sensación. Un bully que actúa solo, defenderá su sensación de superioridad de cualquier cosa que lo amenace, perobullies-victim-110429 hay que recordar que sigue solo y, por ende, enfrentarlo con un número mayor o con una autoridad mayor solo provocará que se defienda como “un ratón acorralado”, se abalanzará contra el gato con furia y desesperación. El bully que tiene aliados, alimenta su ego a través de ellos, manteniéndole fuerte y, así mismo, se volverá débil cuando trate de llegar a una acción que sus aliados no puedan seguirle y le dejen. Los bullys escogen inconscientemente a sus victimas. Si prestas atención a uno, te darás cuenta que no ataca a todos, solo a algunas personas en particular. El bully sabe identificar a aquellos que perciba como indefensos y no tiende a atacar a aquellos que sabe que pueden ganarle y les deja solos o incluso se muestra sumiso. El problema es cuando la victima se harta y contraataca, ya que se puede volver incluso más agresivo y drástico en sus acciones, que el bully.

La historia de un bully llega a ser, en algunos casos, tan triste como la de sus victimas, pero en otros casos no es así. Esa necesidad de sentirse superior, invulnerable y fuerte, no salió de la nada, algo le ocurrió a esa persona. Hay una fuerte tendencia en las historias familiares que se encuentran detrás de un bully. Personas que no conocieron el amor o la calidez de un abrazo o una tierna caricia, sino lo que conocieron fueron golpes, maltratos, abusos y bully2humillaciones por parte del mismo grupo social que debiera protegerlo y amarlo, su familia. Imagina por un momento que todas las personas en tu familia, aquellos mayores que tu en autoridad, edad, conocimiento o fuerza física, no hicieran más que decirte lo malo que eres, el error que fue tenerte, que volteen sus caras con desprecio cuando tratas de hablarles de algo importante, que cada vez que tienes problemas con algo o que comentes algún error lo único que obtienes son burlas y humillaciones. Es solo cuestión de tiempo que una persona así aprenda a odiar al mundo y busque cualquier forma de atacarlo o destruirlo, de hacer que otros sufran lo mismo que él o ella ha sufrido. Este es un bully al que me gusta llamar “ojo por ojo”. Hay otros casos que no son tan tristes como el que acabo de plantear. Bullys que crecieron en un hogar muy demandante, donde solo se acepta la perfección. Aquí las personas crecen perseguidos por un “fantasma” lleno de demandas, las cuales se transmiten a otros. Crecen con una enorme confusión y envidia hacia las personas que “no son perfectas” y que a pesar de eso son alabados, felicitados y amados. Esto es algo que no pueden comprender y amenaza sus creencias por lo que tienen la necesidad de “destruirlas”. A este le llamo el “bully demandante”. Un último tipo que plantearé es aquel que creció en un ambiente amoroso y lleno de apoyo, tal vez, de más. Hablo del “bully sobreprotegido”. Este caso pareciera contradictorio ya que, opuesto a los otros, este solo escuchó palabras de aliento y etiquetas positivas, lo que lo convirtió en una persona egocéntrica y narcisista. Este bully solo ataca a personas que atentan contra su creencia de que es un ser superior y buscan cualquier manera de rebajar al otro hasta verlo en el “suelo” para luego poder pisotearlo. Este último tiende a agredir, no física, sino psicológicamente utilizando sus conocimientos y creencias como arma principal, señalando todos y cada uno de los defectos de aquel que le haga sentir amenazado. Crecieron creyendo que todo lo que hacen está bien, sin límites.

El antiguo general chino Sun Tzu, en su libro El arte de la guerra, dice: “Conoce a tu enemigo y conócete a ti mismo”. Razón por la que decidí escribirstone-316224_640 este artículo. En los medios no hacen más que referirse a los bullys como “animales”, “predadores”, “malvados”, “inhumanos”, etcétera. En realidad siguen siendo seres humanos, incomprendidos como muchos otros. Si realmente quieren prevenirlos o detenerlos, lo mejor que pueden hacer es comenzar por comprenderlos y entender de donde vienen, en lugar de seguir poniéndoles rótulos que solo los alejará más de su propósito. Claro que con entenderlo no bastará, se requerirá tiempo y paciencia para ayudar a un bully a cambiar sus hábitos, después de todo, no surgieron de la noche a la mañana.

Me despido por el momento agradeciéndote la atención que pones en este humilde blog y espero que la información te haya sido de utilidad. Te invito a leer alguno de mis otros artículos, aparte de los que están enlazados en este.

Mtro. César Guerrero. Psicoterapeuta.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s